Colin

Empecé a estudiar chino en Omeida con un conocimiento muy básico de la pronunciación, los tonos, y sabiendo un par de frases comunes. Casi todas las personas en la escuela de chino a las que conocí tenían buenos pensamientos sobre la calidad de los maestros y de su progreso en chino. Los maestros ponen gran esfuerzo en adaptar su estilo de enseñanza para que se sienta apropiado para el alumno.